El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

11 diciembre 2011

YOGA: EN SUS COMIENZOS


Disciplina de origen indio que data de, al menos, 5000 años de antigüedad según unas pruebas arqueológicas (piedras talladas) encontradas en el valle de Indo. Abarca prácticas tanto desde el plano físico (ásanas, kriyas...), como en el plano mental y espiritual.
Las escrituras hindúes se encuentran entre las más antiguas del mundo, y en ellas se hace referencia al Yoga.

La cultura hindú, y en general, todo el acerbo religioso-filosófico de la India tiene su origen en los Vedas, textos sagrados que originalmente provienen del sánscrito. Constituyen todo un acopio de sabiduría en el campo del conocimiento del ser humano a nivel físico, metafísico y puramente espiritual.

Según una leyenda hindú, su aparición en la Tierra ocurrió cuando un pez (Mat-sya) presenció cómo el dios Shiva enseñaba a su Shakti Parvati (esposa) los ejercicios de yoga. El pez imitó a Parvati y al practicar los ejercicios se transformó en hombre.
En Occidente la parte más conocida de los Vedas son los Upanisads, tratados y poemas filosóficos y místicos que exploran la naturaleza del alma humana.
Es en los Upanisads, la última parte de los vedas, (1500 años antes de Cristo) donde se encuentra la base de las enseñanzas yóguicas. Surge así la filosofía vedanta sobre la realidad o conciencia absoluta.
La práctica del Yoga fortalece el cuerpo dotándolo de fuerza muscular, elasticidad, flexibilidad y resistencia. Cargando el cuerpo de "prana" (energía universal), a través de los ásanas (posturas) y el "pranayama" (ejercicios respiratorios). Este fortalecimiento ayudaría al practicante de yoga (yogui o yoguini) a aguantar horas sentado en el suelo, inmóvil practicando meditación.
La práctica de la meditación busca el desarrollo humano, a través, del conocimiento de tu verdadero yo, y la unión con lo "divino".

SHIVA SUTRAS (PDF)


No hay comentarios: