El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

20 diciembre 2011

PRANAYAMA.CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE EL PRANA



El Prana es la energía universal, la fuerza vital. Es suministrado por medio del alimento, del agua, del aire, de la energía solar. El suministro de Prana se lleva a cabo a través del sistema nervioso. Absorbemos Prana al respirar. Su exceso se almacena en el cerebro y en los centros nerviosos. Cuando la energía sexual se sublima o transforma, suministra Prana en abundancia al organismo, que es almacenado en el cerebro en forma de energía espiritual.
El yogui, mediante la respiración, las ásanas, la relajación, la alimentación sana, el pensamiento positivo y la meditación almacena una cantidad inmensa de Prana, e irradia fortaleza y vitalidad a su alrededor con el Prana que ha almacenado.
El Prana es el eslabón de unión entre el cuerpo astral y el cuerpo físico. Cuando el Prana, que tiene la forma de un delgado hilo, se corta, el cuerpo astral se separa del cuerpo físico y se produce la muerte. El Prana que estaba actuando en el cuerpo físico se traslada entonces al cuerpo astral. El objeto del Pranayama es controlar el Prana. El Pranayama empieza con la regulación de la respiración para obtener control sobre las corrientes o fuerzas vitales internas.
Quienes practican Pranayama pueden expandir y entregar su Prana para mejorar la salud y la vid de las personas que le rodean. Conéctate con el Prana cósmico, e imagina que la energía fluye a través de tus manos hacia otra persona. Enseguida sentirá calor, alivio y fortaleza. Puedes también recargarte de Prana en un mínimo de tiempo por medio de la práctica de la retención de la respiración.
Nunca pienses que vas a agotar tu Prana al distribuirlo a los demás. Cuanto más des, más fluirá hacia tí desde la fuente cósmica. Esta es la Ley de la naturaleza. Sé generoso en la entrega de la energía a los que te rodean.
El Pranayama proporciona un buen ejercicio a los diversos órganos internos, evita muchas enfermedades, mejora la salud, favorece la digestión y vigoriza el sistema nervioso. Un practicante de Pranayama tiene un cuerpo ligero y libre de enfermedades con una complexión bella, una voz dulce y melódica, y un olor corporal agradable.Tiene buen apetito, alegría, gran fortaleza, coraje, un elevado nivel de salud, vigor y una buena concentración mental.

Decálogo para incrementar tu Prana:
1. Siéntate en una postura cómoda en la que puedas permanecer inmóvil durante un cierto tiempo.
2. Utiliza una habitación seca, templada, ventilada o en la naturaleza.
3. Evita la fatiga.
4. Espira lenta y profundamente, luego inspira y retén la respiración. Exhala muy despacio a continuación. Conseguirás tener una mente firme y tranquila.
5. No te excedas en las retenciones en los primeros meses.
6. Toma alimentos frescos y nutritivos, agua pura de manantial, respira aire limpio y toma el sol con prudencia para incrementar tu Prana.
7. Evita comer en exceso y no te bañes inmediatamente después de los ejercicios.
8. Practica ejercicios de Pranayama.
9. Ejercitándote en el control de la respiración densa puedes controlar el Prana sutil interno.
10. Controlando las pequeñas olas de Prana que actúan a través de la mente, conocerás el secreto de cómo controlar el Prana universal.

* Artículo sacado de Yogajournal  (Yoga Sivananda Vedanta)

No hay comentarios: