El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

25 noviembre 2012

ASANAS SEDENTES. POSTURAS SENTADAS

Es fundamental conocer y realizar correctamente las diferentes posturas sentadas en el suelo, necesarias para la práctica meditativa o para diferentes ejercicios de respiración (pranayamas).
En todas hemos de llevar las rodillas por debajo de la pelvis favoreciendo anclar los isquiones en el suelo, tomando una buena base para consolidar la estabilidad, y poder realizar las diferentes prácticas con total comodidad.
La columna vertebral se mantendrá en extensión, respetando suavemente las curvaturas naturales y manteniendo una ligera anteversión de la pelvis, la cabeza se mantendrá alineada con la espina dorsal.

Postura fácil SUKHASANA (sukha: cómoda)
Es la postura más práctica para principiantes. Se cruzan los tobillos y se bajan las rodillas todo lo que se pueda. Se puede utilizar algún tipo de alza (ladrillo, cojín o mantas). Estar muy atentos de no curvar la espalda provocando cifosis dorsal.



Postura perfecta SIDDHASANA (siddha: realización)
El talón de un pie va replegado contra el perineo (zona entre los genitales y el ano); el otro talón del pie va por encima muy cerca del hueso púbico y los dedos junto al muslo de la otra pierna.
Los muslos y las rodillas de ambas piernas se apoyan en el suelo. Esta postura da mucha estabilidad y la utilizan con mucha frecuencia los maestros yoguis para sentarse en meditación.


Postura del Loto PADMASANA (padma: loto)
Quizás la postura de yoga más popular del Hatha yoga. Llamada a veces Pose de Buda. 
En este caso cada pie va encima del muslo contrario y cerca de las caderas. 
Proporciona una estabilidad pétrea para algunos ejercicios y prácticas avanzadas.


Postura del Rayo VAJRASANA (vajra: rayo)
Es la postura punto de partida de diferentes posturas. Los dedos gordos de los pies van juntos y los talones ligeramente separados para soportar los glúteos, las plantas de los pies miran hacia arriba. La espalda y la cabeza quedan erguidas. Es la postura típica de los japoneses. 


Postura del Héroe VIRASANA (vira: héroe)
Similar a la postura anterior. Esta vez los talones quedan a los lados de las caderas y los pies rectos hacia atrás. Es necesario una buena flexibilidad en las rodillas pues nos tenemos que sentar en el suelo. Al principio podemos utilizar un apoyo donde sentarse.


Postura del Bastón DANDASANA (danda: bastón)
Piernas estiradas. Pies y rodillas juntas, espalda recta y manos al suelo.
Los isquiones y los talones deben tocar el suelo, exigiéndonos una extensión completa de la parte posterior de las piernas. Debemos centrarnos en el estiramiento axial de la columna.


Postura del Gran Sello MAHAMUDRA (maha: grande, mudra: sello)
Esta postura permite la activación de las tres llaves energéticas (bhandas) y una respiración completa, regulada y proyectada verticalmente.
Es una postura muy estable y ligera.





1 comentario:

Sergio Aragón Aranda dijo...

Gracias por nutrir y no parar de enriquecer este vasto mundo que es el yoga. Un fuerte abrazo.