El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

01 enero 2012

UJJAYI. LA MENTE ENFOCADA EN LA VICTORIA

Ujjayi o respiración victoriosa. Especialmente útil para enfocar nuestra atención, por eso es utilizada en muchas escuelas yóguicas para hacer las prácticas de ásanas.
Además, este ejercicio respiratorio estimula el centro energético de la garganta y es bastante relajante. Reduce el ritmo cardíaco y la presión arterial y además te ayuda a conciliar el sueño. Es beneficioso para curar el asma, la tuberculosis y los catarros.


Práctica de Ujjayi:
Sentarse en una postura cómoda de meditación con la columna bien estirada.
Cerrar la boca e inhalar por las dos fosas nasales de un modo suave y uniforme. Durante la inhalación cerrar parcialmente la glotis para producir un suave sonido sollozante dulce y uniforme. En la exhalación mantendremos también la glotis semicerrada y haremos la espiración muy larga.
Para conseguir cerrar parcialmente la glotis podemos practicar primero el empañar un espejo frente a nosotros. Conseguido esto, Ujjayi es la misma técnica pero con la boca cerrada. Recuerda que se realiza tanto en la inhalación como en la exhalación.

Una forma más tradicional de practicar Ujjayi es que al terminar la inhalación efectuaremos Mula Bandha (contracción anal) y contenemos la respiración con Jalandhara Bandha (presionando el mentón contra el pecho). Durante tanto tiempo como pueda contenerse la respiración, así deben aplicarse las dos Bandhas. Antes de comenzar la exhalación, deshacer las Bandhas y colocar la cabeza y cuello formando una línea recta. Exhalar entonces el aire por la fosa nasal izquierda, cerrando la derecha con el pulgar. En esta forma tradicional la inhalación se produce siempre a través de ambas fosas y la exhalación sólo por la izquierda.

Realizar Ujjayi durante la práctica de ásanas conlleva numerosos beneficios:
-Enfoca nuestra atención en el presente.
-Aumenta la capacidad pulmonar y fortalece todo el sistema pulmonar.
-Fortalece los músculos abdominales (transverso, oblicuos y recto).
-Da calidad meditativa a nuestra práctica.

 PINCHAR : Vídeo demostrativo



No hay comentarios: