El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

10 enero 2012

MUDRAS. GENERANDO ENERGÍA CON LAS MANOS

Los mudras son gestos corporales que se utilizan en Hatha Yoga, que nos permiten canalizar la energía a través de nuestro cuerpo, así como facilitar la consecución de numerosos objetivos como la elevación espiritual y la sanación física y/o emocional.
Para practicar estos mudras es necesaria bastante práctica en especial aquellos que son muy complicados.
Según qué mudras es recomendable utilizarlos durante un tiempo determinado que suele ir de 3 a 45 minutos y, generalmente es conveniente realizarlos una vez al día como mínino. La presión ejercida con los dedos será diferente según el tipo de mudra.


En las manos están todos nuestros puntos corporales reflejados y, por ello, las diferentes posiciones ayudan a desbloquear aquellos que estén inarmónicos.
Los mudras generan energía alrededor de nuestro cuerpo , la cual desarrolla nuestra mente y cuerpo proveyéndonos de paz y alegría.
Se dice que los mudras tienen poderes extraordinarios. Su práctica puede actuar rápida y directamente sobre elementos destructivos del cuerpo humano. También desarrollan la virtuosidad, no violencia, piedad y cortesía.
La Ciencia del Mudra es Tatva Yoga; es decir, el Yoga basado en la ciencia de los elementos: aire, agua, tierra, fuego y éter. Por tanto estos mudras pueden curar muchas enfermedades:

Dedo pulgar: Representa el fuego, y su cometido energético es equilibrar las energías del cuerpo nutriendo cuando debe alimentarse y destruyendo cuando debe eliminarse. En él reside nuestra consciencia divina. Si se presiona fuertemente la punta del dedo a una y otra parte de la uña alivia trastornos respiratorios.

Dedo índice: Representa el elemento aire, y su cometido es proveernos de la capacidad de crear y de pensar. En él radican nuestros estados de ánimo. Está relacionado con el cuarto chakra. La punta del dedo está relacionado con la boca.

Dedo corazón: Representa al elemento éter, y su cometido es proveernos de la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual que tienes a tu alcance. Tiene asignado el quinto chakra. Relacionado con la circulación sanguínea y la sexualidad.

Dedo anular: Representa el elemento tierra y, su cometido es proveernos de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro, así como del equilibrio interior para afrontar cualquier situación. Está relacionado con el primer chakra. Relacionado con el estado nervioso y la salud general.

Dedo meñique: Representa al elemento agua y, su cometido es proveernos de la posibilidad de interactuar con otros seres humanos en la sociedad. Se encarga de trabajar nuestras emociones. Se le asigna el segundo chakra. Presionando la punta armoniza las funciones del corazón y el intestino delgado.

VIDEO EXPLICATIVO:






No hay comentarios: