El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

22 abril 2012

DRISHTIS. LA MIRADA CENTRADA EN UN PUNTO

Los Drishtis son los puntos donde se dirige y fija la mirada durante la práctica de Yoga, con el fin de aportar mayor concentración.
Si bien la práctica de pranayama se lleva a cabo casi siempre con los ojos cerrados, la mayoría de las formas de Hatha yoga trabajan las asanas con los ojos abiertos especialmente aquellas que te pueden desequilibrar porque la base de contacto con el suelo es pequeña e inestable.
El correcto empleo de los ojos se domina a través de la técnica de las miradas (drishtis).




Existen 9 diferentes drishtis según la dirección hacia donde va dirigida la mirada del yogui.
Cada postura cuenta con su correspondiente drishti, cuya aplicación favorece el desarrollo de la conciencia de la postura.  Al focalizar la mirada en un punto determinado nuestro cerebro conduce la actividad mental en la dirección más adecuada para la asana particular que se esté practicando.
Así, de esta manera, desarrollamos la concentración y controlamos la mente durante la práctica.
Si en la práctica nuestra vista cambiara de manera incontrolada probablemente -nos fijaríamos en la persona que tenemos enfrente, una uña que se nos ha partido, observaríamos el inmobiliario de la sala o nos fijaríamos en lo que está pasando tras la ventana.
El simple acto de la mirada fija en un punto nos permite que nuestra energía se centre en esa dirección específica. Así mover los ojos de un lado a otro distrae la mente y nos aleja cada vez más de la unión entre mente y cuerpo.
Generalmente la mirada va dirigida hacia donde dirigimos nuestro tronco o brazos. Por ejemplo miramos hacia los dedos de los pies en la mayoría de las flexiones hacia delante en posición sentado. Eso incita a alargar la parte frontal del cuerpo más que si mirásemos hacia el ombligo por ejemplo, que nos haría redondear la espalda.


Los nueve drishtis son:
1. Punta de la nariz (Nasagrai)
2. Los pulgares de las manos(Angusta ma dyai)
3. El tercer ojo (Ajna Chakra) o (Broomadhya) entre cejas.
4. El ombligo (Nabi)
5. Hacia al cielo (Urdhwa)
6. Las manos (Hastagrai)
7. Los dedos de los pies (Padhayoragrai)
8 y 9. Izquierda y derecha (Parsva)

2 comentarios:

4aguila dijo...

Pienso que sí se mira algpun punto específico, pero abriendo a la vez se abre la mirada periférica

Lo he practicado así y se siente un asomo a la eternidad inmóvil

Namasté

P.D. más o menos como nos muestra Maité en el minuto 45:43 de este video http://youtu.be/4yyr57kbpPM?t=45m43s

Rafael 4aguila.wordpress.com dijo...

(me di cuenta que estaba mal escrito mi comentario; y como no lo puedo editar, lo publico de nuevo)

Pienso que sí, efectivamente se mira algún punto específico, pero abriendo a la vez la mirada periférica

Lo he practicado así y se siente un asomo a la eternidad inmóvil, Parabrahaman

Namasté

P.D. más o menos como nos muestra Maité en el minuto 45:43 de este video http://youtu.be/4yyr57kbpPM?t=45m43s