El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

03 mayo 2015

LAS CUATRO CLAVES DE PATANJALI PARA SER FELIZ

En el Yoga Sutra, Pantanjali nos da un proceso de cuatro partes para ayudarnos a eliminar de nuestros corazones las energías negativas y aquietar nuestra mente.


Estos son conocidos como las Cuatro Claves para la felicidad.  Nos encontramos 4 tipos de personas en la vida: La gente feliz (sukha), la gente infeliz (Dukha), las personas honorables (punya) y usuarios maliciosos (apunya).

El modelo yóguico propone que para acceder a estas cuatro claves  debemos cultivar las siguientes actitudes:

Maitri (amistad):

En lugar de ser envidiosos o celosos por la felicidad de los demás, debemos estar  felices y alegrarnos por como se sienten. Y apreciar la  alegría ajena y darnos cuenta de que nosotros tenemos también el potencial para ser felices al mismo tiempo. 

Karuna ( compasión ):

La compasión por los que  están sufriendo incluyéndote a ti mismo. La práctica significa  auto-consuelo. Implica que te veas como merecedor de compasión. Esto se aplica externamente, así que no podemos elegir por quien tenemos compasión, sino que debe mos sentir compasión  incondicional hacia todos y hacia todo. Si a alguien que no te cae bien le sucede algo malo , no debes sentirte bien por ello.

Mudita (alegría):

El respeto, la admiración y honor para los que encarnan cualidades nobles. En la práctica esto significa eliminar la envidia hacia aquellos que están viviendo vidas honorables. Genuinamente debemos celebrar sus logros. Esto nos recuerda que podemos inspirarnos en la grandeza de otros. Y entender que todos tenemos la grandeza innata.

Upeksanam (ecuanimidad):

Ecuanimidad hacia los que nos hacen daño. Tranquilidad hacia aquellos cuyas acciones se oponen a nuestros valores. En lugar de elegir el botón "me gusta" o  el botón "no me gusta" debemos tener una elección neutral. Habrá algunas personas que intencionalmente tratan de hacerle daño a usted o a sus seres queridos. Su opción no es participar en una pelea. No luche, réstele importancia. Aquí es donde la idea de es mejor ser feliz que tener razón prevalece.

El yoga es paz interna. Pero lo más interesante de estos principios es que es uno de los pocos que discute abiertamente la relación del practicante de yoga con los demás como una alquimia elemental de la práctica. Está claro que Patanjali considera las relaciones con los demás importantes y relevantes para la evolución espiritual.

Tenemos que hacer el trabajo de "curar" con respecto a las relaciones con los demás. Haciendo solamente auto-trabajo solitario no es suficiente para sanar completamente este Karma, para desbloquear nuestra felicidad. Por tanto, la relación con el prójimo  es el yoga más difícil que podemos hacer. Es el más esencial para nuestra liberación infinita con el fin de aportar un legado positivo a la conciencia cósmica.




Ámate a ti mismo, ama tu día, ama sin condiciones!!

1 comentario:

Adriana* dijo...

Excelente, gracias. Merece ser difundida. Me gustaría suscribirme a su newsletter. Un abrazo.