El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

01 julio 2012

UTTHITA TRIKONASANA. EL TRIÁNGULO QUE ESTIRA EL CUERPO

Utthita significa extendido, estirado. Trikona tres ángulos (triángulo).
Partiendo desde pies juntos TADASANA abrimos las piernas de manera que los pies queden a la misma distancia que la distancia entre las muñecas.
Giramos un pie 90º y el otro 10º hacia adentro aproximadamente.
Con los brazos en cruz doblamos el tronco lateralmente hacia el pie girado en 90º llevando la palma de la mano hacia el tobillo de dicho pie, o mejor aún llevamos la palma de la mano directamente al suelo.
El otro brazo queda estirado completamente alargando todo lo que podamos hacia el techo formando línea recta los dos brazos.
La espalda debe quedar recta como apoyada en una pared evitando flexionar el tronco hacia adelante.
Bloqueamos las rodillas contrayendo de manera enérgica los cuádriceps.
Estira el cuello hacia afuera por encima de la columna vertebral para evitar que la cabeza cuelgue.
La mirada se fija en la mano que señala el techo.


El triángulo simboliza la trinidad en sus múltiples variantes.
Los pies nos conecta con lo terrenal, que ha creado y alimentado nuestro cuerpo. El brazo que se estira en dirección al cielo aspira a lo sobrenatural, a la fuerza espiritual que alimenta nuestra mente.
La cabeza representa la capacidad mental que tiene el ser humano para conectar lo terrenal con lo supreterrenal, o bien lo corporal con lo mental.
La postura flexibiliza las articulaciones de la cadera e incrementa la flexibilidad en las piernas. Refuerza además,  la musculatura de hombros y cuello.
Además estira la musculatura intercostal favoreciendo así la respiración costal.
Alivia los dolores de espalda y la tortícolis, fortalece los tobillos y desarrolla el tórax.



No hay comentarios: