El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

18 enero 2016

SHARATH JOIS. EL GURU DEL ASHTANGA YOGA

Un vistazo al Corazón Espiritual de R.Sharath Jois.

Kino McGregor, una profesora estadounidense de Ashtanga Yoga con amplia presencia en los medios y redes sociales, ha escrito un artículo sumamente interesante en la edición de enero de la revista Yoga Digest acerca de Sharath Jois, nieto de Krishna Pattabhi Jois y actual Director del Instituto de Ashtanga Yoga en Mysore.
Kino McGregor ha sido estudiante de Ashtanga Yoga durante muchos años y ha tenido ocasión de conocer en persona y muy de cerca tanto a Pattabhi como a Sharath Jois. A menudo se la critica porque parezca estar más pendiente del merchandising y de publicar su enésima foto, vídeo o artículo que del discreto viaje interno que suele esperarse de un profesor de yoga pero, en esta ocasión, la comunidad internacional de Ashtanga Yoga no puede sino estarle agradecida por este fantástico retrato de Sharath Jois con que nos ha regalado. Me he tomado la molestia de traducirlo y difundirlo a través de este blog, lo cual espero le parezca bien a Kino y le ayude a que sus palabras lleguen al mayor número de gente posible. Pongo aquí el enlace al artículo original en inglés en la página web de Kino McGregor.

* * * *
Artículo original de Kino McGregor en la revista Yoga Digest.
En sus ojos hay ferocidad y compasión a partes iguales. Practicar bajo su tutela es caminar sobre la delgada línea que separa el terreno de la severidad y de la jocosidad. Sharath Jois es el capitán del buque espiritual de Ashtanga Yoga.

Sharath dedica su vida a su familia, a sus estudiantes y, por supuesto, a su propia práctica. Se levanta a las 00:45 de la medianoche para completar su práctica personal antes de enseñar desde las 04:00 de la madrugada hasta las 12:30 del mediodía. Si le preguntas cuándo duerme, bromea y dice: "dormiré cuando esté muerto."
Siempre está lleno de energía para sus estudiantes, preparado para una carcajada y una sonrisa bonachona. A menudo bromea diciendo que es como "un drácula" que se despierta en medio de la noche para avivar el fuego sagrado de Ashtanga Yoga. Pero no trates de amotinarte en la clase, o ten por seguro que te encontrarás con su rugido de tigre. Sharath habla sobre la enseñanza: "dos cosas son muy importantes: enseña con alegría y sé estricto, dado que tu estudiante ha de aprender de la manera adecuada: el Yoga no es propiedad de un solo hombre. Pertenece a todo el mundo, pero todo el mundo debería practicarlo de la forma correcta."

Sharath ha dedicado su vida a enseñar la metodología correcta de Ashtanga Yoga; enfatiza la disciplina como un componente clave del camino espiritual. "Si quieres profundizar en esta práctica e intentar darte cuenta de qué es, entonces tienes que someterte a cierta disciplina. No es algo que llegue a la fuerza; nadie puede obligarte, tiene que salir de dentro de ti. No puedes practicar asanas durante veinticuatro horas al día. La disciplina lo es todo, tu comida, tu sueño, tu interacción con los demás; todo."

Nacido en el seno de una familia yogui, empezó a practicar en torno a los seis años de edad. Al principio "mi madre solía obligarme a ir" pero "entonces continué día a día, mes a mes, año a año. Me puse realmente serio sobre esta práctica, así es cómo vino a mí." A lo largo de su vida pasó más de veinte años como estudiante de su abuelo, Sri Krishna Pattabhi Jois. Durante esos años, Sharath se convirtió en el practicante de Ashtanga Yoga más avanzado del mundo y la única persona que asistió y aprendió directamente de su abuelo durante un periodo de tiempo tan prolongado.
El Krishna Pattabhi Jois Ashtanga Yoga Institute -KPJAYI- de Mysore, bajo la Dirección de Sharath, acoge a casi 400 nuevos estudiantes cada mes. El registro de la página web del Instituto se llena a los pocos minutos de abrirse el plazo de inscripción. Es fácil olvidarse de que Sharath es una persona real y no un yogui que vive una vida remota. Como cualquier padre, sus ojos se iluminan de puro amor y alegría cuando ve a sus hijos. Su comida occidental favorita es la pizza repleta de vegetales. Para irse de vacaciones dice que le "encanta la naturaleza y me gusta ir al bosque y a las montañas." También es un ávido fotógrafo y ve en el mundo natural un refugio meditativo del aspecto material de la vida.
Los estudiantes a veces pueden obsesionarse con el objetivo de obtener cierta asana. Aunque el Ashtanga Yoga pueda parecer progresivo, Sharath no está de acuerdo con ello. "La mentalidad de muchos estudiantes es que si aprendes más asanas, eso quiere decir que eres un gran yogui. A medida que aprendes más yoga este tipo de pensamientos deberían desaparecer. Tienes que permitir que el cuerpo cambie. Todos tenemos cuerpos diferentes, todos tenemos diferentes tipos de flexibilidad y la fuerza no es la misma para todos." La práctica de asanas no es como una competición, sino que ha de servir como una purificación física y emocional. Sharath continúa: "Es como eliminar todos los venenos y toxinas del interior de tu cuerpo. Algunas emociones también son toxinas. Han de salir todas fuera."
Aunque el método de Ashtanga Yoga se componga de seis series de asanas, ordenadas en un nivel de dificultad creciente, las posturas en realidad son un vehículo para una reflexión más profunda del viaje interno. Sharath pone énfasis en incorporar los códigos de conducta morales y éticos conocidos como los Yamas y los Niyamas. Los Yamas y Niyamas describen principios que incluyen la no violencia, la veracidad, la purificación interna, la auto-investigación espiritual y el desapego como parte de lo que significa vivir de acuerdo con los principios yóguicos. Además, anima a los estudiantes para que tengan sed de conocimiento espiritual, como un Shadaka. Un Shadaka es un verdadero buscador espiritual sumergido en un viaje para el conocimiento profundo y elevado del Yo interior. Centrarse exclusivamente en el asana es una desviación de la verdadera experiencia de yoga. Sharath dice que es como "un pequeño sapo que vive dentro de un pozo y que no sabe nada del mundo exterior. Está atrapado dentro de ese pozo y no sabe nada de lo que hay fuera." Anima a sus estudiantes a que busquen el viaje espiritual de Ashtanga Yoga más allá del asana. "Yoga es la ciencia de dominar la mente."
Por lo tanto, para Sharath la esencia del yoga es el viaje espiritual. "El yoga no es otra cosa que conocimiento espiritual. Cómo purificarte a ti mismo, cómo purificar tu cuerpo y tu mente. Una vez que se han purificado, el cuerpo y la mente te llevarán al conocimiento supremo. Yoga no consiste simplemente en doblar el cuerpo. Yoga es obtener un estado elevado de conciencia." Esto es algo que no puede ser explicado en un libro o aprendido al ver un vídeo. En su lugar, el verdadero conocimiento del yoga sólo puede ser confirmado a través de la experiencia directa. Cada estudiante se convierte en un estudiante directo del linaje al estudiar bajo la tutela de Sharath, dando continuidad a la tradición Gurú Parampara de la transmisión de conocimientos. "La comprensión del yoga llegará a través de un Parampara sólo cuando tú hayas pasado mucho tiempo con tu profesor, con tu Gurú. El profesor y el Gurú son dos cosas distintas. El profesor es únicamente el que te enseña a hacer algo, mientras que el Gurú es el que te lleva a la luz. Gurú significa 'el que quita la oscuridad' o el que elimina todos los obstáculos de tu interior y te lleva hacia la luz denominada Mana, el conocimiento."
Entre muchos estudiantes de Mysore Sharath es conocido simplemente como el "Boss", el "Jefe". Con amor y reverencia, él es el Guruji de la nueva generación de ashtanguis que nunca tuvieron la oportunidad de estudiar con su abuelo. Cuando se le pregunta acerca de ser un Gurú, él responde con humildad: "Quiero que todo el mundo sepa cuál es el correcto yoga y, dado que en el yoga hay muchos malentendidos, muchas malas interpretaciones, mi objetivo es corregirlos. No puedo corregir a todo el mundo, así que en todo lo que pueda, intentaré proporcionar conocimiento correcto a mis estudiantes y a quienquiera que venga a aprender conmigo. Así que con suerte creo que mucha gente vendrá a saber e intentar entender lo que es el verdadero yoga."


 "El ashtanga yoga según el "Boss" (jefe): Un vistazo al Corazón Espiritual de R.Sharath Jois". Artículo en inglés de Kino MacGregor con traducción de Fernando Gorostiza.

No hay comentarios: