El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo. ANDRÉ GIDE

16 septiembre 2012

LOS CINCO VAYUS. EL DESPERTAR ENERGÉTICO

Según los Upanishads, el principal libro de las escrituras hinduistas, prana tiene el mismo nivel y puede ser comparado con Brahma, el Creador Todopoderoso y la Conciencia Suprema por los cuales se considera que ha sido creado el Universo entero. Prana es la fuerza de la energía vital que se conoce con diversos nombres en diferentes partes del mundo, Ki en Japón, Chi en China...
Se piensa que Prana es respirar, pero el hecho real es que nosotros sentimos el Prana a través de la respiración y manifiesta su presencia principalmente a través del acto de respirar.
Prana es la fuente de toda la materia manifiesta y es importante saber que está presente en todas las células del cuerpo humano.
Mientras el Prana fluye el ser humano está vivo. Prana es la primera fuente de la materia.
El Prana realiza diferentes funciones en el interior del cuerpo, y según la función se manifiesta de manera especializada.

Así, según la especialización adoptada nos encontramos con los cinco vayus (aires vitales).


En un sentido general las cinco manifestaciones de prana son:
prana vayu realiza la absorción de los elementos que necesita el organismo para su funcionamiento, está localizado en la cabeza y el corazón; 
samana vayu, se refiere a la función equilibrante de la energía pránica. Situado en el ombligo y controla la digestión. Junto con apana crea el movimiento de ascenso y descenso de la respiración. 
udana vayu, situado en la garganta, controla el lenguaje. Juega un papel importante en el crecimiento espiritual y en la expresión creativa.
vyana vayu, se refiere al prana localizado en el corazón; une los otros pranas y el cuerpo; controla los nervios y la acción muscular. Se encarga de la distribución.
apana vayu, es la energía pránica descendente, localizada en el colon, de modo que está a cargo de las funciones excretoras del sistema orgánico. Eso incluye orina, sudor, orgasmo, menstruación y defecación. Tiene un efecto refrescante sobre el sistema orgánico humano.
Desde el punto de vista de la práctica del yoga, los vayus pueden y deben ser influidos para mejorar sus actividades y conseguir su máximo aprovechamiento. En este sentido, dos de los cinco vayus son considerados más importantes; éstos son prana y apana.
En el circuito del proceso energético del organismo, prana es el primer eslabón, realizando la toma de energía, mientras que apana es el último, regulando la eliminación de productos que deben ser eliminados.
Samana, udana y vyana son proceso intermedios menos propicios para ser manipulados. Al yogui le resulta relativamente fácil influir sobre parana y apana y con ello también consigue equilibrar a los demás vayus.
Prana vayu está localizado en la región comprendida entre la garganta y el diafragma, y su tendencia natural es moverse hacia arriba.
Apana vayu, opera en el área de la pelvis, entre el ombligo y el perineo, siendo su tendencia natural el movimiento hacia abajo.
Cuando el yogui invierte la dirección de prana y apana, consigue que se unan en la zona del ombligo con samana vayu. De esta forma se encuentran tres fuerzas en el mismo punto.


La fusión de los tres vayus produce una explosión pránica que libera gran cantidad de energía. El prana liberado entra desde el chakra umbilical (Manipura), tercer chakra hacia sushumna nadi (canal central), y asciende hacia el cerebro, donde genera la activación de los centros y facultades superiores de la mente. Hay que tener en cuenta que todo esto no sucede en un día, sino que es la consecuencia de una práctica constante y regular. La explosión de energía en manipura es el resultado del proceso de maduración del yogui, y nunca sucede antes de que se encuentre preparado para manejar dicha situación.
Para conseguir dicho resultado se requiere la práctica habitual de nauli y basti; asanas; y la práctica constante de pranayamas y bandhas (llaves energéticas) que conducirán al adepto hacia el despertar de la energía.


2 comentarios:

lorna jeniffer dijo...

gracias por compartir!

Yogas Garden dijo...

Gracias por tomarse el tiempo de recopilar, y expresar en modo practico y entendible este gran tema